Menu

El futuro de la humanidad

Francisco Aguadero
Salamanca Al Día - 25 de noviembre de 2023

Hablar de la Inteligencia Artificial (IA) es adentrarnos en un mundo amplio, ancho y largo, vertiginoso, lleno de certezas e incertidumbres, de fantasías y realidades, de retos y amenazas, de luces y sombras, de presente y futuro. Ya hablemos en otro momento de la larga historia de la IA. Ahora partiremos del gran salto que esta dio en 2010 con la llegada y desarrollo de las redes neuronales artificiales y de los asistentes virtuales integrados en los celulares o teléfonos móviles.

En la última década, la IA se ha integrado, o se está integrando, en todos los procesos y dispositivos de nuestro entorno y, por tanto, en nuestras vidas, afectándonos de manera muy directa. Por eso, las reflexiones y los debates sobre la IA no pueden ser solo tecnológicos, necesariamente han de tener una dimensión humanística, ética, jurídica y económica.

La IA es ya una realidad transversal que evolucionará en todos los sentidos y en todas las direcciones, con arreglo a lo que la sociedad sea capaz de asumir. El 30 de noviembre del 2022 la empresa OpenAI lanzó el ChatGPT, la aplicación de IA de mayor éxito, alcanzando unos 13 millones de usuarios en un mes y que hoy, un año después, tiene más de cien millones de usuarios, situándose así en el primer puesto de una carrera, por la inteligencia artificial generativa, en la que todas las empresas tecnológicas quieren participar. Ahí está Google con su sistema de inteligencia artificial Bard, Amazon con Anthropic o Microsoft con Bing, La historia de la IA en este último año muestra la gran velocidad a la que se producen los cambios y el interés por no quedarse atrás en los resortes del futuro.

Ahora todo el mundo habla de la IA, ¿por qué?, ¿qué ha pasado? Pues que más allá de la tecnología y sus avances, una parte significativa de ciudadanos ha empezado a tomar conciencia de las ventajas y peligros que aquella supone para la sociedad. Tras la irrupción de ChatGPT y de otras inteligencias artificiales creativas, a lo largo del año y en todo el mundo, nos hemos sentido sacudidos, maravillados, pero también agredidos y hasta desafiados por una inteligencia artificial que nos habla, que nos interpela y que parece evocarnos hacia una batalla por el futuro de una humanidad muy distinta a la que conocemos. Este año 2023, la inteligencia artificial ha salido de los laboratorios y del mundo científico para alcanzar y esparramarse por el gran público, que la ha acogido con asombro y temor.

 

La profunda revolución que trae la inteligencia artificial requiere tomar medidas urgentes de todo tipo. Por eso son necesarias las reflexiones en todos los campos y desde todas las miradas. Es preciso que políticos, filósofos, informáticos, sociólogos, economistas y científicos de todas las disciplinas, debatan sobre las ventajas y los peligros de la inteligencia artificial, porque del resultado de esos debates dependerá el futuro de la humanidad.

Lee aquí la nota completa

Go Back