Menu

La escuela británica Cottesmore, ubicada en West Sussex, Inglaterra, ha incorporado la inteligencia artificial (IA) de manera revolucionaria en su estructura administrativa. Abigail Bailey, una IA con funcionalidades similares a ChatGPT de OpenAI, ha sido nombrada "directora principal" de la institución. Sin embargo, el propósito de esta incorporación no es reemplazar a los humanos, sino ofrecer asistencia en tareas administrativas y de asesoramiento. Abigail trabajará junto al director humano, Tom Rogerson, desempeñándose principalmente como asesora principal, enfocándose en mejorar la administración y la interacción con los estudiantes.

La escuela enfatiza la importancia de enseñar a los alumnos a colaborar tanto con humanos como con tecnologías avanzadas como la IA y los robots. Para ello, han organizado ferias educativas para exhibir los beneficios de la IA en el entorno académico y han capacitado a docentes y estudiantes en su uso cotidiano. Además, los estudiantes han recibido robots con IA para asistencia individualizada en sus estudios. El director subraya que la integración de la IA busca potenciar la enseñanza tradicional, no reemplazarla, asegurando así una educación de alta calidad.

Cottesmore no es nueva en la implementación de tecnología de vanguardia. Anteriormente, la escuela había nombrado a otro robot, Jamie Rainer, como “Jefe de IA”, responsable de asesorar en estrategias y planificación relacionadas con la inteligencia artificial. A diferencia de un director humano, la IA Abigail no realiza discursos ni se involucra directamente en la resolución de problemas estudiantiles. Su función principal es asesorar en tareas administrativas y en la formulación de políticas escolares, además de asistir a estudiantes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Fuente: Perfil

Go Back